La inteligencia de la salud es también artificial

En salud, invertir en tecnología implica un ahorro de costes, pero también innovación, eficacia, eficiencia y prevención.

100.000 millones de euros… es aproximadamente la capitalización bursátil de Inditex, pero también es el ahorro que supone de forma anual a las economías la inclusión de la tecnología en el sector salud.

Y en salud la tecnología no solo implica un ahorro de costes para las economías. Significa innovación y eficacia, eficiencia, prevención. Y por supuesto, mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Además, se convierte la salud en una forma de invertir con un impacto real en la sociedad, siendo éste un requisito indispensable para muchos inversores que buscan la alineación de sus intereses y objetivos a través de sus inversiones.

En salud la tecnología no solo implica un ahorro de costes para las economías, además mejora la calidad de vida de los pacientes”.

Estamos viendo que las estrategias de las compañías de tecnología médica centran cada vez más sus innovaciones y sus comentarios hacia la inclusión de inteligencia artificial, minería de datos, cloud computing… en definitiva, diferenciación de sus herramientas. Así mejora la gestión y el análisis de los pacientes. Introducen herramientas de análisis y procesamientos de información que facilita el diagnóstico de los pacientes y la personalización de los mismos.

El uso de Inteligencia Artificial (IA) es una herramienta que da soporte a la nueva tendencia vista en el mercado del llamado telehealth. Una corriente al alza que antes del coronavirus solo utilizaba el 2,4% de los adultos americanos con planes de salud de empleados, y eso, al menos una vez.

Actualmente, la pandemia de coronavirus ha actuado como catalizador y acelerador de la telemedicina y se estima que un 23% de los adultos americanos con planes de empleo han hecho uso de este tipo de herramienta últimamente. Y aún le queda un largo camino por recorrer.

En cuanto a inteligencia artificial y minería de datos, de nuevo se traduce en mejora de eficiencia, además de reducir los errores de decisión y la personalización de los tratamientos. Un ejemplo de ello son los avances en cuidados de enfermedades crónicas como la diabetes, a través de dispositivos de monitorización de pacientes con medidores de glucosa y bombas de insulina, se consigue un control en tiempo real de la enfermedad y el suministro de medicación exacta en el momento necesario. Almacenando además toda esta información automáticamente en el historial del paciente, facilitándose el acceso a la misma por parte del médico para un mejor control. Solo la diabetes supone un gasto en Estados Unidos superior a 230.000 millones de dólares anuales.

En definitiva, vemos como la inteligencia artificial es una gran herramienta para el sector salud. Con el aumento de la población y de la incidencia de enfermedades crónicas, se requiere una mayor asistencia que este avance ayuda a gestionar ya que la infraestructura y presupuesto es limitado. Y lo hace a través de la mejora de eficiencia y ofreciendo asistencia en momentos como el que hemos vivido de colapso de la infraestructura sanitaria. Es una herramienta que no suplanta la figura del médico tradicional, sino que le da soporte para perfeccionar la asistencia.

Pero además se trata también de una gran oportunidad de inversión. En un informe elaborado por Accenture sobre Inteligencia artificial aplicada a la salud, habla de que las 10 mayores aplicaciones en salud tienen un potencial de generación de beneficios anuales de ahorro de costes de 150.000 millones de dólares para la economía en 2026, estas aplicaciones son principalmente robótica quirúrgica, asistencia virtual de enfermería (monitorización remota), asistencia administrativa (reconocimiento de voz, transcript…), interconexión de máquinas, diagnóstico preliminar…

Los jugadores clave en este ámbito son principalmente los ya participantes del sector. En el fondo Renta 4 Megatendencia Salud, estas compañías representan cerca del 50% de la cartera distribuido en segmentos como la ortopedia, imagen, diagnóstico, cardiovascular… lo que permite formar parte a través de un único vehículo de todas las compañías que componen el segmento Medtech.

image_pdfwww.dineroclub.netimage_printwww.dineroclub.net