Las Grandes Logias Masónicas rinden Homenaje a Felipe de Edimburgo

Entre las muchas condolencias que se están manifestando por el fallecimiento de Felipe de Edimburgo se incluye la expresada por la Gran Logia de España.

 

En un tuit lanzado desde su cuenta oficial y publicado a los pocas horas de la muerte del consorte real, la principal logia masónica española expresa “nuestras más sentidas condolencias a SM la Reina Isabel II, a la Familia Real Británica, a todo el pueblo y a nuestros Hermanos del Reino Unido ante el pase al Oriente Eterno de nuestro Querido Hermano, SAR el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo”.

El difunto esposo de la reina Isabel II era miembro de la Gran Logia Unida de Inglaterra de la que un familiar suyo, el Príncipe Eduardo, Duque de Kent y nieto del rey Jorge V, ejerce desde 1967 el máximo puesto de Gran Maestro.

Jerarquía y redes

Las vinculaciones entre la alta nobleza británica y la masonería resultan de sobras conocidas. La Corona británica ha establecido desde 1717 una suerte de alianza con la Gran Logia Unida de Inglaterra para organizar una extensa red internacional de contactos, tanto a nivel financiero como político e intelectual.

La monarca británica ostenta, a su vez, el cargo de “gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra”, es miembro ex officio de la Orden de la Jarretera -la orden de caballería más antigua y exclusiva del Reino Unido, otorgada también a varios monarcas europeos y al emperador japonés- y ejerce como Jefe de Estado en 16 naciones soberanas que conforman los Reinos de la Mancomunidad de Naciones, la Commonwealth.

Retiro de la vida pública

Después de décadas viajando junto con la reina en visitas de Estado al extranjero o para atender a eventos de las organizaciones que presidía, el duque de Edimburgo se retiró de la vida pública en agosto de 2017.

En enero de 2019, sobrevivió a un accidente de coche mientras conducía cerca de Sandringham, en el que dos mujeres que iban en el otro vehículo implicado resultaron heridas. Tras el incidente, entregó voluntariamente su licencia de conducir.

Buckingham Palace calculó que, desde 1952, el príncipe atendió 22.219 compromisos en solitario.

Felipe jugó un rol importante ayudando a la monarquía a aceptar los cambios en las actitudes sociales a lo largo de los años.