Los “Windcatchers” flotantes tendrán una altura de 300 metros y suministrarán energía a 80.000 hogares cada uno

39

La empresa noruega Wind Catching Systems (WCS) se ha estrenado de forma espectacular con un colosal conjunto de aerogeneradores flotantes que, según dice, puede generar cinco veces más energía anual que las mayores turbinas individuales del mundo, al tiempo que reduce los costes lo suficiente como para ser inmediatamente competitivo con los precios de la red.

Con más de 324 metros de altura, estas gigantescas redes Windcatcher desplegarían múltiples turbinas más pequeñas (nada menos que 117 en las imágenes) en una formación escalonada sobre una plataforma flotante amarrada al fondo del océano utilizando prácticas establecidas de la industria del petróleo y el gas.
Según la WCS, uno solo de estos conjuntos podría ofrecer el doble de superficie de barrido que los mayores aerogeneradores convencionales del mundo –el Vestas V236 de 15 MW– y sus rotores más pequeños podrían funcionar mucho mejor con vientos de más de 40 a 43 km/h, cuando las turbinas más grandes suelen empezar a ceder sus palas para limitar la producción y protegerse de los daños.

El efecto global, según la WCS, es un aumento del 500% en la producción anual de energía, con lo que cada conjunto produciría suficiente energía para abastecer a 80.000 hogares europeos.

En lugar de utilizar componentes individuales masivos, estos Windcatchers se construyen con piezas más pequeñas que son mucho más fáciles de trabajar. Una vez instalada la base flotante, la mayor parte del resto puede hacerse en cubierta, sin grúas ni embarcaciones especializadas, y el diseño de la red permite un fácil acceso para el mantenimiento continuo. WCS afirma que estos conjuntos están preparados para una vida útil de 50 años, frente a los 30 años de una sola turbina grande.

La empresa afirma que está preparada para empezar a suministrar energía eólica marina a la par de la red, es decir, a un coste nivelado de la energía (LCOE, teniendo en cuenta los costes de capital) que iguala o supera el precio de la energía de la red. En Noruega y EE.UU., el precio medio actual es de unos 105 dólares por megavatio-hora

La Energy Information Administration de EE.UU. proyecta actualmente que el LCOE ponderado por la capacidad de los nuevos activos eólicos marinos que se pongan en marcha en 2026 tendrá un promedio de 115,04 dólares por megavatio-hora, con algunas regiones capaces de conseguirlo por debajo de los 100 dólares.

Por tanto, seguirá siendo una forma relativamente cara de generar electricidad, sobre todo si se compara con la eólica terrestre y la solar, pero podría suponer un ahorro de costes para la eólica marina. Y la WCS afirma que sus proyecciones se basan en un tamaño de instalación inicial que cree que será mucho más económico a medida que se amplíe.

La empresa cuenta con el respaldo de las sociedades de inversión North Energy y Ferd, y ha desarrollado la tecnología junto con el proveedor de energía eólica marina Aibel y el IFE Institute for Energy Technology.

WCS aún no ha dado más detalles sobre los prototipos o las primeras instalaciones, así que, aunque tiene la apariencia de una tecnología legítima, parece que tendremos que esperar algún tiempo antes de que demuestre sus afirmaciones.

Noticia tomada de: New Atlas / Traducción libre del inglés por WorldEnergyTrade.com