Michelin inicia la construcción de su primera planta de reciclaje de neumáticos

94

Michelin construye en Chile su primera planta de reciclaje de neumáticos. Para ello, se ha establecido una empresa conjunta con Enviro, una compañía sueca que ha desarrollado y patentado una tecnología especial para recuperar el negro de humo, el aceite, el acero y el gas en el proceso de reciclado de los neumáticos usados.

La planta de reciclaje de Michelin, situada en la región de Antofagasta, tendrá una capacidad de reciclaje anual de 30.000 toneladas métricas de neumáticos de maquinaria de obra civil; es decir, casi el 60% de los neumáticos de este tipo que llegan al final de su vida útil cada año en el país.

La inversión prevista es de más de treinta millones de dólares, y las obras construcción de la planta se inician en 2021, con el objetivo de iniciar la producción en 2023.

Esta nueva planta de reciclaje de última generación fomentará una economía circular mediante procesos innovadores. Los neumáticos usados se recogerán directamente en las instalaciones de los clientes para ser transportados hasta la planta, donde se trocearán para su posterior procesamiento. La tecnología de Enviro, que genera nuevos materiales reutilizables de alta calidad como el negro de humo, aceite de pirólisis, gas o acero, permitirá valorizar el 100% del neumático al final de su vida útil.

Según lo previsto en esta etapa, el 90% de los materiales recuperados se reutilizará en productos fabricados a base de caucho, como neumáticos, cintas transportadoras o mecanismos antivibraciones. El 10% restante se destinará a la generación de energía para el funcionamiento de la instalación. Esta nueva planta permitirá a Michelin ofrecer una solución de reciclaje integral, desde la recogida de los neumáticos usados hasta la reutilización de las materias primas recuperadas para fabricar nuevos productos.

Según lo previsto en esta etapa, el 90% de los materiales recuperados se reutilizará en productos fabricados a base de caucho, como neumáticos, cintas transportadoras o mecanismos anti-vibraciones. El 10% restante se destinará a la generación de energía para el funcionamiento de la instalación. Esta nueva planta permitirá a Michelin ofrecer una solución de reciclaje integral, desde la recogida de los neumáticos usados hasta la reutilización de las materias primas recuperadas para fabricar nuevos productos.

Esta futura planta de reciclaje de neumáticos está alineada con el compromiso del Grupo Michelin de integrar un porcentaje cada vez mayor de materiales sostenibles en la fabricación de sus neumáticos, tal y como ilustra el concepto VISION. Michelin se posiciona como unificador para desarrollar asociaciones innovadoras en una amplia variedad de disciplinas tecnológicas ya que la velocidad y la naturaleza de las innovaciones en este ámbito requieren nuevas formas de cooperación.