OKU Ibiza, un nuevo hotel inspirado en la filosofía Wabi-Sabi

Ibiza ha sido siempre el refugio bohemio por excelencia, un lugar al que escapar para encontrarse a uno mismo.

El Mediterráneo, con su estilo de vida pausado, se une al Wabi-Sabi japonés, (el encuentro de la belleza en lo imperfecto y natural), en el nuevo Hotel OKU Ibiza.

El Segundo hotel de la firma aterriza en la isla, entre las colinas de la bahía de Cala Gració. Un hotel de 5 estrellas diseñado por el equipo de MG&AG que ha apostado por el uso de materiales honestos, sin artificios y de origen natural para dotar al espacio del lujo discreto y relajado que lo caracteriza.

Las texturas rugosas del hormigón visto, piedra, madera y lino conviven con el verde botánico que aparece en las plantas tropicales, palmeras y plataneras que encontramos por todo el espacio. 

Las tonalidades terrosas y el minimalismo del edificio se funden con el paisaje al mismo tiempo que nos sorprenden al alejarse de los encalados estereotipos de la isla.

El aire del Mediterráneo se encuentra en la experiencia que genera su arquitectura, la frontera entre interior y exterior se difumina en espacios intermedios.

La luz natural se aprovecha al máximo creando un juego de luces y sombras.

Un hotel pensado para un nuevo tipo de viajero, que busca un lujo relajado, sin artificios ni pretensiones.

Fachada del hotel presidida por una de las piscinas principales, rodeada por la madera del suelo, el hormigón visto de las gradas y por las tumbonas de tela en tonos beige.

Los ventanales de madera se abren y se cierran creando un juego de formas convirtiendo la fachada en una obra de arte minimalista. 

image_pdfwww.dineroclub.netimage_printwww.dineroclub.net