Qué es el Pozo del Infierno en Yemen: un lugar misterioso para los geólogos del mundo

9

Cuenta la leyenda que los objetos cercanos al hueco son succionados por la cavidad. Tiene 30 metros de ancho y se estima que entre 100 y 250 metros de profundidad.

Una maravilla natural fue descubierta al este de Yemen. Se trata del agujero de Barhout, conocido como “pozo del infierno”, que genera el desconcierto de los investigadores por los misterios, historias de demonios y espíritus maléficos que lo rodean.

El “pozo del infierno” se encuentra a mil 300 km de la capital Saná, cerca de la frontera con Omán. Tiene el aspecto de un cráter gigante y se sitúa en el desierto de la provincia de Al-Mahra.

Se cree que fue creado como “prisión de demonios”, una superstición que trasciende a los años y que se refuerza por los olores nauseabundos que emana de sus profundidades. Los yemeníes dicen desconocer qué es lo que se esconde debajo.

“Nunca hemos alcanzado el fondo del pozo, es muy profundo, existe poco oxígeno y no hay ventilación”, expresó Salah Babhair, director general de la autoridad local a cargo del estudio geológico y de recursos minerales.

La leyenda del pozo del infierno

El científico Babhair y su equipo lograron entrar al pozo, llegaron “a una profundidad de más de 50-60 metros” y notaron “cosas extrañas en el interior”. “También olimos un aroma raro. Es muy misterioso”, recordó el científico.

El cráter de Yemen tiene 30 metros de ancho y se estima que entre 100 y 250 metros de profundidad. La luz solar casi no penetra y no puede apreciarse mucho desde el borde, solo aves que entran y salen de las profundidades.

Expertos que recorrieron la zona calificaron como un aroma raro que emana del llamado “pozo del infierno”. Cuenta la leyenda que los objetos cercanos al hueco son succionados por la cavidad.

Este pozo tiene “millones de años” y requiere ser más estudiado e investigado, manifestó Babhair. Las historias de los “djins”, que son espíritus a menudo malignos que habitan en el pozo, se han difundido a lo largo del tiempo. También que el pozo representa una amenaza para la vida terrestre.

El temor a esa supuesta maldición aleja a los habitantes de la región, e incluso evitan hablar de este cráter. Es por eso que los habitantes evitan pasar por el lugar y tampoco les gusta hablar del pozo del Infierno.