Turismo, la nueva bonanza del Guaviare; el negocio ahora es otro

El departamento en el que los Llanos Orientales hacen su transición hacia la Amazonía ofrece más de 50 atractivos naturales listos para ser explorados.

Las épocas de las plantaciones ilegales quedaron atrás, la economía se mudó hacia la atención al turista y a las visitas guiadas por lugares que hasta hace poco eran poco conocidos, incluso por los propios pobladores de la región, quienes descubrieron la riqueza de su departamento luego de que la paz llegó.

La ciudad se está llenando de hoteles de primer nivel y restaurantes de talla internacional, así como de lugares de diversión y servicio para que los visitantes tengan todas las comodidades.

A tan solo 40 minutos en avión de Bogotá, este destino llama la atención con sus atardeceres; planes para hacer mañana, día y noche; y acercamiento a la realidad que se vivía antes contada por sus propios habitantes, que reciben amablemente a nacionales y extranjeros para entregar sus testimonios de cómo se ha transformado la zona.

Ahora, reinan la tranquilidad, la seguridad, la calidez humana, el espíritu de conservación y no hay más deforestación de la selva nativa.

Para Luiz Cegato, líder para Latinoamérica de Booking.com, compañía que está promoviendo esta región a través de sus servicios para turistas de todos los niveles, “Guaviare es un destino emergente y que sorprende por sus bellezas naturales. Además, se alinea con el turismo sostenible, que es una de las banderas de nuestra empresa, con la protección ambiental y el impacto social, algo que los viajeros ahora buscan mucho”.

Lagunas, cascadas, ríos cristalinos, cuevas, senderos, avistamiento de flora y fauna e incluso cercanía con pinturas rupestres de los indígenas Tucanos en gigantes formaciones rocosas son algunos de los puntos que se pueden visitar, todos en cercanías de la capital, San José.

image_pdfwww.dineroclub.netimage_printwww.dineroclub.net